Pensamiento

¿Existe un post capitalismo? Para Mark Fisher sí.

Para el filósofo, la forma contemporánea del capitalismo de abordar la economía, el uso de los recursos y la aplicación de la tecnología, lo hace, como sistema, desarrollar un impulso que, invariablemente e inevitablemente, lo llevará a su destrucción como el modelo que conocemos, lo lamentable, es que, con él, buena parte de la población lo acompañará en el trance.

Mark Fisher fue un teórico cultural y filósofo, nacido el 11 de julio de 1968, en Leicester, Reino Unido, que puso fin a su vida un 13 de enero del 2017, dejando una obra inconclusa que abordaba este tema.

Con 48 años el filósofo estaba desarrollando un trabajo de investigación en Goldsmiths, Universidad de Londres. Allí coordinaba y dictaba el seminario de posgrado titulado «Deseo postcapitalista», cuando la depresión, mal que lo aquejó durante toda su vida, logró vencer sus fuerzas y convencerlo de lo inútil de su paso por este plano terrenal.

Las grabaciones de sus clases fueron transcritas y vaciadas en texto, para compilar el libro que salió a la calle este 2024. Pero Fisher fue un personaje particular, si bien su autoconcepto, nunca lo valoró de forma ajustada, el entorno veía en él, grandes oportunidades de respuesta.

En 2003, colgó en la web el blog K-punk, para conversar sobre teoría cultural, utilizando para ello el cine, la literatura y la música. Este blog es considerado uno de los mejores sitios de debate de esa época, incluso hoy sigue siendo una referencia. Centró allí conversaciones sobre el impacto de los contenidos culturales y las implicaciones que los nuevos medios de comunicación digital estaban trayendo a las sociedades, y, obviamente, esbozar a partir de su influencia, el impacto que tenían en la política.

También utilizó la plataforma, para intercambiar opiniones sobre su estado de salud. Allí vaciaba las dudas que atormentaban sus días.

Pensadores, filósofos contemporáneos, amantes de la cultura como fenómeno, músicos de vanguardia, sus estudiantes y la academia, lamentan su ausencia.

El legado.

Su nombre y obra sigue muy vigente en los amantes de la filosofía y la teoría cultural. Era de ese tipo de profesores que tienden a convertirse en referencia para el pensamiento disruptivo de sus estudiantes. Él (y su obra) fue capaz de inspirar murales sobre sus ideas en el campus universitario, debates en centros culturales y la conformación de grupos multiplicadores de sus planteamientos con el fragor indetenible de la juventud. Y ahora, con su ausencia, el debate ha llegado a límites insospechados, tocando incluso, a aquellos que no comulgan con sus tesis. El furor es tal que en Tik-Tok se cuentan por millones las visualizaciones a sus ideas y planteamientos.

Se dice formado en la contracultura cibernética y punk. Con gran afición por la música. A su entender puede evaluarse con igual seriedad una obra popular que una obra de arte “elevada”. Según sus palabras es necesario velar por una ensayística “popular sin ser populista, intelectual sin ser académica”. Fue reconocido como escritor, crítico cultural y bloguero.

Hoy sus libros, a pesar de ser de contenido filosófico, son de las pocas ediciones que aumentan en venta con los años.

El post capitalismo

El post capitalismo es una teoría muy ligada al aceleracionismo, ese que ve en la alteración acelerada de la sociedad (impulsada por el capitalismo) una crisis estructural que, dependiendo de la posición de pensamiento, hará una revolución que desembocará en una nueva sociedad.

Y decimos que dependerá de la posición de cada quien, porque para el pensamiento de izquierda en aceleracionismo nos lleva a un caos (provocado) que hará implosionar al capitalismo como sistema. Mientras que, la ultraderecha (unida al supremacismo blanco) ve en el aceleracionismo, una herramienta para generar el caos que obligará a un reordenamiento social, en donde el poder político-económico, estará concentrado en el interés de su clase.

Aquí el contenido del libro póstumo: “Deseo Postcapitalista” de Mark Fisher, lo pueden conseguir en versiones electrónicas de librerías virtuales.

  • ¿Qué es el postcapitalismo?

Pregunta abierta para mentes cerradas. Es una excusa teórico-epistémica para dialogar con el así llamado aceleracionismo. Este, en la versión ortodoxa de Nick Land, se comprende como una disposición de trascendencia cultural mediante la profundización acelerada de los agregados tecnológicos y económicos del capitalismo, empujándolo hacia el límite extremo hasta desencadenar una crisis que lo haría insostenible. Sería prácticamente un bucle hacia adentro. Por ende, solo podríamos pensar en un capitalismo más allá del capitalismo, en la exacerbación deseada de sus consecuencias tecnológicas y económicas.

  • El problema de la escasez artificial (como contradicción secundaria).
  • Tramas que enlazan el deseo con el capitalismo, pensado ahora en términos de clase.
  • La dimensión emocional de la conciencia de grupo.
  • La libido cooptada o marxismo libidinal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *