Comunicación

¿Saben los emprendedores lo que dicen sus negocios?

La idea principal de este contenido es que entendamos que iniciar un proceso de comunicación utilizando las RRSS sin tener una estrategia para ello, es como comenzar a hablar sin saber que decir. Serán palabras vacías, sin sentido, y, en el peor de los casos, mal interpretadas por nuestra comunidad.

Las nuevas tecnologías en comunicación penen a nuestro alcance la posibilidad de comunicarnos con nuestro entorno, y, generalmente, tendemos a hacerlo de forma errática.

Hay que tener un poco de sentido común, nunca hablamos igual con nuestros padres, que con nuestros hijos. Incluso podemos diferenciar estilos de comunicación dependiendo del sexo, la edad y el parentesco, bien sea familiar o de amistad.

Igual ocurre con los negocios o emprendimientos. Cada uno tiene diferentes públicos y diferentes niveles de cercanía con ellos.

Son innumerables las experiencias que se conocen de empresas que están “cansadas” de sus RRSS y ven, como una carga, el esfuerzo y dinero que invierten en ellas.

Muchas veces el creador digital, no tiene el respaldo adecuado de la organización, cuyos voceros deben suministrar los lineamientos fundamentales (asociados a una estrategia) para alcanzar, acompañar y apuntalar los objetivos corporativos.

Todo emprendimiento supone una estrategia fundamentada en el mercado y el cliente potencial de ese negocio. El conocimiento de ambas dimensiones permite al emprendedor calcular el tamaño de su negocio y perfilar las características de quienes consumirán su producto o servicio.

Esta información es fundamental para que el estratega en comunicación desarrolle políticas o lineamientos de contenidos, bien sea con objetivos de mercadeo (ventas-productos-servicios) o de posicionamiento de marca. (imagen-valores)

La fase inicial del proceso de gestión de RRSS de cualquier emprendimiento es la planeación de una estrategia y, a eso, nos referiremos con más detalle.

Estrategia:

La estrategia, como tal, es asimilada por el mundo empresarial del campo militar. La estrategia se compone del conjunto de líneas de acción necesarias para alcanzar la victoria.

El concepto deriva del conocimiento de las distintas formas de acción, abordaje del campo de batalla y el enemigo por los distintos comandantes. Cada batalla es distinta, y, para cada batalla, una estrategia.

En los años 60 del siglo pasado, la ampliación del mercado y la visualización de la competencia, llevó la planeación estratégica hasta las oficinas. Los gerentes y ejecutivos de entonces entendieron que no bastaba con el producto, el precio, su distribución, sino que había que tomar en cuenta otros elementos para ser favorecidos con el gusto de los clientes.

Y aquí estriba uno de los elementos fundamentales de este abordaje: la estrategia de comunicación va a depender de las metas y objetivos corporativos diseñados por la organización.

Es decir, el estratega en comunicación debe ajustar a la estrategia anual de negocio un plan de comunicación que defina:

  • Política Comunicacional. (que decir y que no decir)
  • Plan Comunicacional: Medios, contenidos, frecuencia, producción de contenido (estilo), publicación de contenido, evaluación de resultados.

Un plan de comunicación efectivo deriva de un plan de negocios bien definido.

Lo ideal es que el plan de comunicación forme parte del plan anual de negocios del emprendimiento y tenga un presupuesto de inversión definido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *